Seleccionar página

El conocimiento que tengan las pymes de su cashflow, su control y su capacidad de previsión impulsará el crecimiento de las mismas. La tecnología tiene mucho que decir en estos casos, porque ayuda a mantener a raya uno de sus indicadores de liquidez más importantes.

No me quiero poner intensa, pero estos temas, porque, aunque parezca mentira, habrá gente a la que el flujo de caja le suene hasta raro y más bien piense que es un término del que solo tienen que ocuparse y/o preocuparse, los perfiles más financieros de la empresa. Pero esto no es así. De hecho, los números rojos en este apartado muestran algo tan sencillo y fácil de entender como que los gastos están superando a los ingresos y que la empresa está en serio peligro.

Otra razón para tener muy presente el cashflow es que podemos encontrarnos con algunas situaciones curiosas. Por ejemplo, se han dado casos en los que, a pesar de haber superado las expectativas iniciales en cuanto a las ventas, hay empresas que han tenido que acudir a un concurso de acreedores porque no han sido capaces de materializar, o lo que es lo mismo, de cobrar esas ventas. Por eso, es importante conocer y controlar lo que se vende -desde luego- pero más aún, lo que se cobra, cómo y cuándo.

Sabiendo esto, comparto algunas de las ventajas que aporta tener un ERP para controlar el Flujo de Caja:

  1. Aporta información al detalle sobre la capacidad que tienen las pymes para abordar una compra.
  2. Ofrece datos exactos sobre los pagos que se han hecho y los que quedan pendientes por hacer.
  3. Permite elaborar un mapa indicativo de los riesgos máximos a clientes, algo particularmente valioso para la fuerza de ventas.
  4. Se pueden hacer previsiones más realistas sobre compras, ventas, ingresos, gastos, etc.
  5. Facilita el control de los procesos de cobro y ayuda a establecer protocolos para actuar en caso de que se produzcan retrasos en los pagos.
  6. Se obtienen con más facilidad informes detallados sobre gastos y se preparan mejor para hacerles frente tanto en los períodos indicados como a través de las formas de pago establecidas.
  7. Permite anticiparse a cualquier eventualidad posible y prepararse para afrontarla con mayores garantías de éxito.

Si las ventajas no te convencen aún, te cuento lo que puede pasar en caso de que pierdas el control sobre el Flujo de Caja:

  1. Puede provocar retrasos en el pago a proveedores, a los propios empleados e, incluso, a la Hacienda Pública con las consabidas penalizaciones que eso implica.
  2. Puede comprometer la credibilidad de la empresa frente a terceros
  3. Puede implicar la desaparición de la empresa. ¿Hay algo peor que eso?

 

Entradas Relacionadas

Comparte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies