Seleccionar página
Hablamos tanto de digitalización y de transformación digital que parece que la tecnología ha estado siempre ahí, acompañando el paso de las organizaciones e impulsando a la sociedad, en general, a modificar sus hábitos, sus conductas, sus relaciones, etc. Pero, lo cierto es que, lo digital es más una consecuencia de otras revoluciones pasadas que una revolución en sí misma.

Desde luego, no cabe duda de que estamos en la era digital y que tecnologías como Blockchain, Inteligencia Artificial, Internet of Thinks o Business Intelligent son ya determinantes para evolucionar, no solo en el ámbito de los negocios, sino, también, en un entorno social y personal que, poco a poco, va dejando atrás lo analógico, con todas las consecuencias que ello implica.

Pero, hasta llegar a este punto, y a todos los que vendrán después, ya sabes, -hasta la fecha hablamos de data lake, de customer experience, de employee centricity, y de otra serie de aspectos que van más allá de lo meramente tecnológico- hemos navegado en un montón de cambios que han originado el momento actual en el que nos encontramos y han definido las líneas evolutivas de las tendencias más cercanas.

O sea que, además de la penetración de nuevas tecnologías, hemos asistido al nacimiento de nuevos modelos de gestión, una reestructuración de los procesos más orientados esta vez a la eficiencia y a la transparencia y a la colaboración y, a nuevas metodologías de trabajo que buscan el contacto casi permanente con el cliente y la escucha y participación activa de los empleados.

Como decía antes, la sociedad, el entorno, también ha cambiado. Ahora, hablamos del cambio como una condición habitual y un carácter permanente, lo que hace que las organizaciones -también las pymes- busquen el modo de lidiar con esos cambios y, más aún, despuntar con sus propuestas en un entorno de cambio continuo.

Con Internet, todo cambió

El cambio que han experimentado las pymes desde los últimos 30 años hasta ahora es brutal. No solo las pymes, el entorno, el mercado, la sociedad, en general, el contexto es totalmente distinto. Por entonces apenas unos pocos visionarios, lo que hoy llamamos Early Adopters, apostaban por el desarrollo de soluciones informáticas -más aún para pymes- cuando la tecnología era una disciplina emergente.

Cómo han evolucionado tecnología y pymes al compás de un
cambio social y empresarial que hoy es permanente Clic para tuitear

Al poco llegó Internet. Bueno, al poco, por decir algo porque en realidad, pasaron más de 10 años hasta que la Red se instaló en los ordenadores de todos los trabajadores y empezó a utilizarse como una herramienta más en el entorno profesional. No nos damos cuenta porque parece que hemos utilizado Internet desde siempre. Especialmente para los famosos millenials y las generaciones posteriores resulta poco menos que ciencia ficción la operativa laboral de entonces. Pero, los que pasan de los 40´recordarán a la perfección el uso del teléfono y del fax y cómo la llegada de Internet revolucionó -para bien- todo su espectro laboral. Más tarde también salpicaría al entorno privado, como hemos visto.

Sin duda, Internet fue la primera de las grandes revoluciones tecnológicas que yo destacaría. Y, quizá, diría también,  la más importante de todas porque creo que, en el fondo, es el origen de todo lo que vino después. La Red permitió implementar soluciones en la Nube y hacer que las aplicaciones dejaran de estar en los equipos de cada empleado para alojarse -si se prefería- en un único servidor -propio o de terceros- y proporcionar el servicio, incluso en remoto. Con ello, se consiguió reducir significativamente el coste de la tecnología y minimizar el impacto de la brecha tecnológica que separaba a las grandes corporaciones de las pequeñas y medianas empresas.  O sea que, por primera vez en la historia, las pymes, las microempresas y, hasta los autónomos y todo tipo de emprendedores tenían la puerta abierta al uso y disfrute de soluciones tecnológicas innovadoras, potentes y que podían utilizar solo cuando y desde donde quisieran.

Tras la tecnología, el verdadero cambio

Después de Internet y del Cloud y de la evolución funcional de las aplicaciones tecnológicas llegó la siguiente vuelta de tuerca que es donde nos encontramos en este momento en el que, como decía al principio, todos hablamos de digitalización. Pero una digitalización que implica también un cambio de mentalidad.

En todo caso, se puede decir que, la tecnología actual y sus modelos de comercialización (SaaS, pago por uso, etc.) han permitido equilibrar las oportunidades de forma que, pequeñas y medianas empresas se midan casi de igual a igual con las más grandes. De hecho, creo que una da las clave es que hoy las pymes ya no son “evaluadas” por su tamaño sino por su capacidad de innovación, por su flexibilidad o por la rapidez de sus propuestas.

Ese es otro gran cambio que veo en las pymes. Su modo de operar, de gestionar sus recursos y de implementar procesos orientados a la eficiencia. Hoy las pymes buscan, como lo hacen las grandes, ser más productivas y más eficientes. Y no dudan en aplicar metodologías y modelos de trabajo que importan de otras disciplinas, como pueden ser las metodologías Agile para mejorar, no solo sus procesos internos, sino sus propuestas.

El cambio de mentalidad, necesario para transitar en la actual era digital es, en sí mismo, igualmente revolucionario. La visión de una nueva lógica de los negocios, una nueva cultura de gestión y de dirección y de comercialización y de relación que hace necesaria una reinvención casi permanente.

En definitiva, desde que aparecieran las primeras aplicaciones informáticas hasta ahora hemos asistido a varias etapas revolucionarias y disruptivas que han hecho mejorar el esquema empresarial en nuestro país, han elevado las cotas de competitividad y han equilibrado el acceso a nuevas oportunidades. Y, lo mejor de todo es que creo que este es solo el comienzo y que la parte del camino que nos queda por recorrer es igual de emocionante o más.

 

Entradas Relacionadas

Comparte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies