Seleccionar página

Si hace unos días hablaba de cómo prever los impagos (más, desde un punto de vista teórico) hoy, retomo el tema para ver qué pueden hacer los ERP en este sentido, entendiendo, eso sí, que -como decíamos en Cómo prever los impagos– al no haber dos empresas iguales, tampoco hay una receta universal que aporte los mismos beneficios a unos que a otros.

El control del riesgo es un proceso complejo, que implica la necesidad de consultar continuamente información de diferentes fuentes y realizar los cálculos correspondientes. Y supone, además, una sobrecarga administrativa importante, en caso de querer llevar a cabo estas tareas manualmente, sin hablar por supuesto, del altísimo margen de error que implica. Ahora bien, la automatización de este proceso, es muy sencilla y muy cómoda en su abordaje, siempre y cuando se utilicen las herramientas informáticas apropiadas. Hablo de esos aplicativos que, además de incluir funcionalidades específicas para llevar a cabo esta tarea, han sido diseñadas para adaptarse a la cultura corporativa de cada organización.

Si hablamos de las ventajas que aportan estos aplicativos podemos destacar:

  1. Capacidad para consultar varias fuentes de información (datos financieros, comerciales, de fabricación, de almacén, …
  2. Capacidad para ofrecer el cálculo del riesgo por cliente, automatizado y en pocos segundos
  3. Capacidades para la implantación de alertas o de bloqueo de procesos, cuando el sistema detecta que una operación puede sobrepasar el riesgo
  4. Son muy asequibles para todo tipo de organizaciones, gracias a los diferentes modelos de explotación y comercialización que hay (SaaS, pago por uso, …)

Pero, además del análisis y el control de riesgo de los clientes, estos aplicativos están preparados para:

  • En función de sus capacidades de configuración, ayudar a controlar el riesgo propio con los proveedores y facilitar así la toma de decisiones de compra
  • Controlar el riesgo con las entidades financieras, creando alertas al generar la remesa correspondiente y evitar así que la empresa supere la póliza de crédito con cada entidad

En definitiva, los aplicativos ERP apoyan a las pymes también en estas cuestiones tan sensibles como son las que tienen que ver con los impagos, el peligro de desabastecimiento o la falta de liquidez. Y, desde luego, no se trata de informatizar por informatizar, ya que cualquier inversión tecnológico requiere, de un análisis previo y detallado de rentabilidad y retorno. Pero, está claro que, las ventajas que aportan las soluciones informáticas orientadas al Control del Riesgo (una vez que las empresas han determinado la necesidad de llevar a cabo ese Control), son evidentes, más aún cuando el acceso a la tecnología se ha democratizado hasta el punto de que, hoy por hoy, gracias al cloud, entre otras cosas, puede llegar casi a cualquier organización por pequeña que sea.

También te pueden interesar:

PENSAMIENTOcartera-300x198BROTE

 

 

 

Entradas Relacionadas

Comparte