Seleccionar página
El uso de la tecnología correcta ha ofrecido siempre a las pymes un valor diferencial para desenvolverse con soltura en entornos competitivos.

En el contexto de digitalización en el que nos movemos actualmente, la tecnología también es determinante porque no hablamos de una transformación opcional, sino más bien, de un cambio de ciclo en el que la combinación de las soluciones tecnológicas y el talento de las personas impulsará una transformación que ya es imparable.

Innovación, gestión óptima de la información, más y mejor conocimiento de todos los actores que intervienen en el proceso empresarial y una comunicación que se mueve en dos direcciones, es decir, que ahora ya no solo la organización propone, sino que el cliente -también el potencial- es más proactivo y exigente que nunca, busca la personalización y exige rapidez, sencillez y transparencia. Y, estas demandas solo pueden ser satisfechas a través del uso de soluciones tecnológicas que apoyen la ejecución de unos procesos que -sí o sí- habrán sido modificados para responder a los propios cambios internos de la organización.

Pero, vender más que la competencia ya no es el primer objetivo, porque la eliminación de las barreras geográficas ha agrandado las dimensiones de un mercado que ahora es global. Lo que marcará la diferencia entre una empresa verdaderamente digital y otra que, simplemente, dice serlo, será la eficiencia con la que desarrolle sus procesos. Todos. Los comerciales, los financieros, los administrativos, los de producción, los de marketing…

Nuevos hábitos de consumo, nuevas formas de relacionarnos, nuevos canales de acceso a la información, millones y millones de datos que crecen de manera exponencial y un modelo de gestión de los recursos empresariales que apoye el cambio del patrón de negocio que han iniciado muchas pymes. Un nuevo modelo de negocio que busca la innovación y la personalización de sus propuestas para diferenciarse. Ese es el verdadero quiz de la cuestión.

De los muchos cambios que implica la transformación digital en las pymes destaco los siguientes:

Empoderamiento del cliente…

Si hay algo realmente nuevo que ha traído la transformación digital es el protagonismo que adquiere el cliente. Hablamos de usuarios más informados, más capacitados tecnológicamente, más expuestos a múltiples fuentes de acceso a la información, más impacientes y, por lo tanto, más exigentes. Así las cosas, está claro que cualquier estrategia sobre la que las pymes piensen en desarrollar su proceso de transformación digital deberá pasar por tener en cuenta todas estas características que definen al nuevo modelo de cliente. Por supuesto, si esas estrategias estiman necesario la implementación de nuevas soluciones tecnológicas para optimizar la eficiencia de los procesos internos, esas nuevas tecnologías deberán estar orientadas a poner en valor todo lo que tenga que ver con los clientes, aunque se trate de soluciones de gestión internas, como pudieran ser los ERP, CRM o cualquier otro aplicativo de esta índole. Por supuesto, también, con facilitar y optimizar la experiencia de uso de los propios empleados.

5 claves para la #transformacióndigital de las #pymes Clic para tuitear

Darle el poder al cliente no solo implica poner a su disposición un conjunto de soluciones fáciles de utilizar, sencillas, ampliamente funcionales o con múltiples posibilidades de interacción. Estas soluciones deben ser, también, seguras. El nuevo RGPD que entrará en vigor el próximo 25 de mayo, también apunta en esa dirección, aumentando el poder que tienen los usuarios sobre la propiedad y control de sus datos personales.

Capacitación y conocimientos digitales

Oímos y leemos constantemente noticias sobre los nuevos perfiles digitales que demandarán las organizaciones del futuro y, se nos plantea un horizonte plagado de consultores de big data, programadores de aplicaciones móviles, oficiales de seguridad informática, expertos en learning analytics, gestores cloud o ciberabogados. Pero, la capacitación, las habilidades e, incluso, los conocimientos digitales, van mucho más allá de la implementación de nuevas carreras y/o profesiones en escuelas y universidades. Lo que no quiere decir que, esto en sí mismo, no sea necesario, ni muchísimo menos.

Me refiero a que, en el ámbito digital, más que los conocimientos, importan las habilidades y la disposición que muestren los individuos por adquirir dichas habilidades. También es importante su compromiso con la formación continua, con la capacidad de afrontar en positivo los cambios que depare un entorno tan versátil como el digital y con el impulso de la innovación, es decir, su capacidad para salir de las zonas de confort y experimentar, de una manera autónoma y responsable.

Siendo optimista, creo que en el contexto de la pyme la formación/capacitación/mentalización digital está empezando a despegar, con el mérito que ello implica, sobre todo, en la esfera de todas aquellas organizaciones que, con un amplio recorrido histórico están mutando sus estructuras, sus estrategias y sus objetivos a un modelo de negocio en el que lo digital cobra cada vez un mayor protagonismo.

Información, datos, contenido, …

Hoy, el ritmo evolutivo de una empresa -grande, mediana o pequeña- en gran medida, está determinado por la cantidad y la calidad de los datos con los que trabaja. Por eso es tan importante gestionar, administrar y centralizar toda la información con la que se trabaja dentro de la organización. Para hacerlo, las nuevas tecnologías serán clave, y, más aún, los sistemas de planificación de recursos empresariales o ERP, como columna vertebral sobre la que se podrán articular el resto de soluciones.

Una mejor interpretación de la información que utilizan las empresas permite establecer estrategias más certeras para alcanzar los objetivos pautados y, en definitiva, una mayor cantidad de datos y una comprensión óptima de los mismos, hace que las organizaciones sean más realistas en cuanto a sus propósitos, pero también más valientes en cuanto al abordaje de nuevos retos. La información permite planificar, pero también controlar y corregir si es necesario o impulsar nuevas inversiones, entrar en nuevos mercados o abrir nuevas líneas de negocio, en función de lo que nos dicen los datos. En definitiva, la información proporciona una de las herramientas más potentes para ayudar a expandir o contraer -según proceda- nuestra organización.

Descubre las tendencias del mercado

En este entorno tan atomizado y global ya no basta con hacer las cosas bien o mejor que los demás, hay que apostar, como decíamos al principio, por hacer las cosas diferentes, por innovar. Para ello, hay que tener muy presentes las tendencias que marca el mercado y adelantarse: qué hacen nuestros competidores, qué hacen otros sectores y qué podemos aprender de ellos; qué nueva tecnología se implantará en los próximos años y qué puede aportarnos; cuál es el perfil del nuevo usuario y que demandará de nosotros; hacia dónde, en general, se dirige el mercado y todos los actores que participan en él, etc.

Con todo será más fácil buscar un posicionamiento mejor y que te permita ofrecer, no solo soluciones más adaptadas al mercado incluso podrás adelantarte a las tendencias del mercado y construir tu propuesta.

Flexibilidad y capacidad para asumir los cambios

En este mundo 100% conectado, las cosas cambian a una velocidad de vértigo, por eso, las empresas deben estar preparadas para asumir las consecuencias de esos cambios, a veces, fortuitos y/o casuales. En el mundo digital nada está garantizado. La propia tecnología en sí avanza a un ritmo tan vertiginoso que, lo que hoy es innovador, mañana puede pasar a ser un elemento más del espectro TI de cualquier organización. Sin ir más lejos, la Nube que hace apenas 5 años se presentaba como una propuesta revolucionaria, hoy está instalada, en mayor o menor medida, en la mayoría de las organizaciones de todo el planeta.

Por lo tanto, las empresas deben buscar la flexibilidad en el más amplio sentido de la palabra. Flexibilidad estructural, operativa, tecnológica y, por supuesto, humana.

 

Entradas Relacionadas

Comparte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies