Seleccionar página
No todas las personas afrontamos los cambios con la misma actitud o disposición. A cada uno nos afectan de un modo diferente y, por lo tanto, cada uno, utiliza herramientas distintas para hacer frente a la situación. Sin embargo, hay algo que ha quedado patente en el proceso de transformación digital que están experimentando las pymes y es que, estos cambios precisan del impulso, la motivación y el compromiso de las personas que las conforman para conseguir que los proyectos de digitalización progresen con éxito.

A lo largo de los últimos años hemos visualizado la transformación digital de las pymes desde diferentes ángulos y perspectivas. La tecnología, las normativas legales, la seguridad, los procesos, el negocio, etc. Y, siempre, cada vez que hemos hablado de transformación ha aparecido de un modo tangencial, la referencia a las personas como elemento de valor capaz de determinar el éxito o el fracaso de cualquier iniciativa.

Desde luego, en estos momentos, sigo manteniendo el protagonismo que desempeñan las personas en los proyectos de digitalización de las pymes. Pero, también creo que algo ha cambiado al respecto. Y lo ha hecho para bien. Creo que hoy, el mayor conocimiento que se tiene de la tecnología y de las posibilidades de mejora que ofrece, así como una actitud más receptiva respecto a la naturaleza cambiante del entorno, del mercado, y, por tanto, del propio negocio, hacen que las personas participen de una manera más activa -proactiva incluso diría yo- en los procesos de transformación digital de sus organizaciones.

Cada persona aborda los cambios de un modo diferente. ¿Cómo
implicar a las personas en los procesos de transformación digital? Clic para tuitear

Ahora bien. Como decía al principio. Cada persona es un mundo y cada individuo afronta los cambios de un modo diferente. Desde sus propias experiencias, adquiriendo nuevos conocimientos y habilidades o aprendiendo de sus fracasos, las personas que participan de una trasformación tan disruptiva como la digital, impulsan la gestión del cambio conforme a sus convicciones, sus posibilidades o sus circunstancias.

De las lecciones que hemos aprendido en el camino, al menos en mi caso, una de las más valiosas es la que demuestra que el cambio necesita adaptarse al ritmo de quienes deben cambiar. Y, sí. Es posible que esta realidad digital en la vivimos exija una alta velocidad de cambio, pero, nos guste o no, no todas las personas y, en consecuencia, no todas las organizaciones, están preparadas para asumir con garantías ese ritmo vertiginoso.

Ir paso a paso siempre es mejor que intentar abordar un gran proyecto end to end, cuando, especialmente en el entorno de las pymes, los recursos -de todo tipo- no son precisamente excesivos. Entonces, volviendo al tema del principio: ¿cómo abordamos las personas la transformación digital? se me ocurren algunas cuestiones que quizá puedan ser interesantes para poner en práctica en el contexto de una organización que impulsa su digitalización:

Formación

Muchas de las disciplinas que están despuntando en el mundo digital tienen que ver con conocimientos y habilidades nuevas. Es difícil encontrar expertos, incluso, profesionales para desarrollar tecnologías, sistemas o modelos basados por ejemplo en IA, IoT o Data Analytics, porque el recorrido de todos ellos es tan reciente que apenas ha dado tiempo a que pueda formarse una masa crítica de recursos profesionales.

Sin embargo, la formación permanente, no siempre la convencional, la de las aulas -que también, por supuesto- sino la autodidacta, la que tiene que ver con la curiosidad o con la capacidad de innovación o con el interés por descubrir nuevos escenarios hace, no solo que se desarrollen nuevas herramientas, sino que se explore su aplicación en entornos reales, dando lugar eso, a nuevos modelos de gestión, nuevos sistemas de relación con el cliente, nuevas metodologías comerciales, productivas, de soporte, etc.

Ensayo – Error

Hay un anuncio muy bueno de una aseguradora en el que un padre le dice a su hija cuando se acerca para intentar tocar el piano: “déjalo que lo vas a romper”.  Está claro que si no lo toca tendrá más posibilidades de mantener el instrumento en perfectas condiciones, pero también multiplicará por 10 las posibilidades de que la niña no aprenda nunca a tocar el piano. ¿Qué quiero decir con esto?

Está claro que para avanzar hay que probar. Y que muchas de esas pruebas serán un fiasco. Pero, por el contrario, otras pocas veces, conseguiremos dar con la “tecla” adecuada y con ello, abrir las puertas a una nueva manera de gestionar, de comercializar, de producir o de interactuar. Es importante dejar que las personas practiquen con nuevas herramientas, pero también es importante que prueben maneras diferentes, enfoques distintos, otras perspectivas. Y que si se equivocan -que lo harán- exista el protocolo adecuado para detectar el error con prontitud y empezar de nuevo.

Motivación y experiencia

Afrontar cualquier situación con buen ánimo y con el convencimiento de que “sí se puede”, no solo allana el terreno, es decir, facilita el camino para la consecución de las metas, sino que permite contagiar ese entusiasmo a quienes tienen más dificultad para ver el vaso medio lleno o para implicarse en nuevos proyectos. No olvidemos que hay quienes ven los desafíos como nuevas oportunidades de crecimiento y quienes, por el contrario, afrontan los cambios con gran angustia.

Ambas actitudes son respetables. Y, más aún, ambas son habituales. Lo que hay que hacer es tratar de rebajar el nivel de estrés de los pesimistas y aprovechar la energía positiva de los optimistas. Y con ello buscar puntos de colaboración que permitan equilibrar la balanza.

En definitiva, la transformación digital implica la necesidad de hacer un planteamiento inclusivo, de practicar modelos de escucha activa y acompañamiento y, por supuesto, de gestionar el cambio conforme a las circunstancias de cada individuo.

 

Entradas Relacionadas

Comparte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies